Saltar al contenido

Liderazgo situacional

Liderazgo situacional

 Como es sabido, existen diferentes formas de liderar un equipo, sin embargo, muchas veces es complicado saber qué estilo de liderazgo utilizar en cada situación. Por ello, el liderazgo situacional propone hacer un diagnóstico de la capacidad y predisposición de los empleados y de acuerdo con eso utilizar el estilo de liderazgo que se necesite.

A continuación abundaremos sobre qué es el liderazgo situacional, cómo ponerlo en práctica y cuáles son sus ventajas y desventajas.

 ¿Qué es?

 El liderazgo situacional es un modelo propuesto por los investigadores Hersey y Blanchard, en el cual un líder decide evaluar constantemente la situación de su empresa y sus empleados para, de acuerdo con ello, adoptar diversas maneras de liderar su equipo.

El propósito del liderazgo situacional es la eficiencia del trabajo, se busca responder a las necesidades inmediatas de una empresa y satisfacer las demandas de los clientes.

 ¿Cómo ponerlo en práctica?

 Primero que nada es necesario que el líder tenga la capacidad de adaptarse a las situaciones, así como contar con los conocimientos necesarios para aplicar diversos estilos de liderazgo, los cuales pueden ser participativos, direccionales, persuasivos o delegativos.

 Cuando el líder esté preparado, lo primero que debe hacer es identificar las actividades necesarias y más adecuadas para llevar a cabo de forma eficiente el trabajo de una empresa. Posteriormente, se deben fijar las habilidades y conocimientos requeridos para cada tarea.

 Por otro lado, resulta importante evaluar las habilidades y competencias de los miembros de su equipo, así como la motivación y la autonomía con la que cada uno de los empleados puede trabajar.

 Finalmente, se debe establecer qué estilo de liderazgo es más apto para cada empleado, tomando en cuenta los tiempos y los niveles de especialización de la tarea que cada uno debe realizar.

Los tipos de liderazgo adecuados para cada empleado pueden ser especialmente cuatro:

  1.  Dirección: En el cual el líder le dice directamente al empleado qué tarea realizar y cómo realizarla
  2. Supervisión: El líder menciona el trabajo a realizar y el empleado decide cuál es la mejor manera de hacerlo
  3. Asesoramiento: El líder y el empleado trabajan como compañeros, ambos dan su opinión y son capaces de trabajar mano a mano
  4. Delegación: El líder delega por completo un trato o cliente a un empleado y respeta su manera de llevar a cabo el trabajo y las decisiones que éste toma en cada paso

 Ventajas

 Algunas de las ventajas de aplicar este estilo de liderazgo son las siguientes:

  • La empresa consigue mejores resultados
  • El líder conoce mejor a cada uno de sus empleados
  • La relación líder-empleado cambia constantemente y se adapta a las necesidades de la empresa
  • Los empleados van comprendiendo las maneras de trabajar del líder y poco a poco se ajustan a sus lineamientos y adquieren mayor autonomía

 Desventajas

 Así como sus ventajas, conoce las desventajas de este estilo de liderazgo:

  •  No todos los líderes son aptos para cambiar el estilo de liderazgo de acuerdo con la situación y sus empleados.
  • No todos los empleados están dispuestos a trabajar de distinta manera con cada cliente o a ser tratados de forma diferente a sus compañeros
  • Es complejo conocer las fortalezas y debilidades de cada miembro del equipo, sobre todo si la empresa es muy grande

 Como podemos ver, es un estilo de liderazgo muy útil para este mundo cambiante, pero requiere una persona igualmente flexible para poder adaptarse con rapidez a las necesidades de la empresa y sus clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *