Saltar al contenido

Liderazgo laissez-faire

Personas practicando Liderazgo Laissez fire

Uno de los tipos de liderazgo más actuales es el llamado “laissez faire”, el cual proviene de estrategias francesas. El término significa “dejar hacer” y, como su nombre lo indica, implica que el líder no tiene un papel tan activo como en otros tipos de liderazgo, sino que los empleados son libres de trabajar como más les acomode.

A continuación les presentamos más información sobre el liderazgo laissez faire, qué es y cuáles son sus ventajas y desventajas.

¿Qué es el liderazgo laissez faire?

Es uno de los tipos de liderazgo más actuales, en este el líder tiene un papel pasivo y los colaboradores tienen la mayor parte del poder, ya que son independientes. Así, cada miembro de la empresa puede tomar sus propias decisiones e incluso fijar sus objetivos personales.

laissez faire características

El líder que utiliza el liderazgo laissez faire no influye en los logros u objetivos de la empresa, ni tiene un papel primordial en el clima laboral. Una característica muy peculiar de este tipo de liderazgo es que el líder no es esencial en la empresa, sino que ésta puede seguir funcionando sin él.

El papel del líder consiste en establecer reglas mínimas que los empleados deben seguir al momento de realizar su trabajo, considerando siempre que la opinión del líder es neutral y tiene la misma importancia que la de otros empleados. El líder laissez faire es la persona a la que los empleados acuden cuando tienen una duda, pues su tarea más importante es ser un apoyo para los empleados en el momento en que ellos lo requieran.

 Ventajas

Este estilo de liderazgo redunda en diversos beneficios, como los siguientes:

  • Los empleados trabajan con mucha libertad y sin presiones externas
  • Los trabajadores cuentan con toda la información necesaria para realizar su trabajo y tomar decisiones.
  • La resolución de problemas depende de cada individuo, no deben esperar a que el líder tenga tiempo de resolverlos
  • Los empleados se mantienen motivados en su trabajo

Desventajas

Debemos tomar en cuenta los puntos débiles de cada estilo de liderazgo, algunos del liderazgo laissez faire son:

  • Los empleados deben tener suficiente experiencia para poder tomar decisiones importantes
  • La mayoría del trabajo se realiza de forma individual, no existe el trabajo en equipo
  • Los empleados pueden llegar a pensar que el líder no está comprometido con la empresa
  • Algunos trabajadores se confunden porque consideran que no hay orden en la empresa

¿Cuándo usar el liderazgo laissez faire?

Si los colaboradores de la empresa tiene muchos años funcionando y han demostrado ser capaces de resolver de manera autónoma los diversos obstáculos que se presentan, entonces el liderazgo laissez faire puede contribuir a un desarrollo fluido de la empresa y aumentar su productividad. Es importante que no sea fundamental el trabajo en equipo.

 ¿Cuándo no usar el liderazgo laissez faire?

Normalmente las empresas utilizan el trabajo en equipo para el logro de objetivos, además, los colaboradores no suelen sentirse capacitados para tomar decisiones de manera independiente (más allá de que estén realmente capacitados o no), por lo que este estilo de liderazgo debe considerarse solo ante colaboradores experimentados y con autoconfianza. En caso contrario, es mejor no utilizarlo.

En suma, un líder que utiliza las estrategias directivas del liderazgo laissez faire piensa que sus empleados son capaces, experimentados y tienen la suficiente motivación como para proponerse sus propias metas, resolver problemas y ser productivos, todo esto sin la presión que un líder más conservador impone normalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *