Saltar al contenido

Liderazgo educativo

Comprender qué es el liderazgo y cómo se puede poner en práctica de forma adecuada es complicado hoy en día, pues es un concepto con muchas aristas. Una manera de aproximarse a ello es tener en mente que hay varios tipos de liderazgo, cada uno tiene sus propias características y está enfocado a una población diferente. Uno de los tipos de liderazgo es el educativo, el cual se enfoca al ámbito escolar o institucional.

A continuación profundizaremos en sus características y mencionaremos algunas de sus ventajas y desventajas.

¿Qué es el liderazgo educativo?

El liderazgo educativo tiene como propósito brindar a las personas la adquisición de  los conocimientos necesarios para desenvolverse profesional y personalmente. Esto no comprende varios años en la vida de una persona, sino que se encuentra presente en toda la vida de los individuos, ya que la adquisición de conocimientos y experiencias es un proceso continuo que comienza con el nacimiento y se extiende a lo largo de la vida.

Los líderes de este estilo de liderazgo buscan que los demás se planteen metas a largo plazo y se enfoquen en conseguir las herramientas necesarias para alcanzar sus objetivos de forma responsable. Además, construyen un ambiente de ayuda mutua en la que todos los miembros del equipo colaboran con diferentes ideas y esfuerzos para alcanzar la meta establecida.

Ventajas del liderazgo educativo

  • Un líder educativo concientiza a los miembros de su equipo para especializarse en su ámbito profesional, lo cual crea trabajadores más comprometidos y más capaces para realizar las tareas necesarias en una empresa.
  • El hecho de que el líder se encuentre capacitado para llevar a cabo su tarea ayudará a la toma de decisiones de la empresa, las cuales serán más acertadas y tendrán en cuenta los riesgos implicados en las decisiones.
  • Cuando los miembros de una empresa están actualizados en los temas concernientes a su empleo son capaces de proponer ideas que renueven y hagan competente a la institución.
  • El hecho de que la mayoría de los empleados se especialicen en su profesión creará un clima laboral colaborativo y de confianza, ya que cada uno de los empleados conocerá el área de expertise de los demás.

Desventajas del liderazgo educativo

  • No todos los miembros de una empresa están dispuestos a utilizar su tiempo libre para estudiar y capacitarse en su profesión.
  • Cada persona aprende de manera diferente y bajo diversos incentivos, por lo cual el líder difícilmente tendrá en cuenta todas las motivaciones de los empleados.
  • El liderazgo educativo representa procesos a largo plazo, por lo que no es una buena medida para cumplir objetivos inmediatos.

¿Cuándo usar el liderazgo educativo?

Ya sea en la creación de una empresa o mientras esta se mantenga pequeña, utilizar el liderazgo educativo puede ser muy eficaz para cumplir metas a corto y mediano plazo que ayuden en el crecimiento de la empresa.

¿Cuándo no usar  liderazgo educativo?

En empresas grandes es difícil llevar a cabo el liderazgo educativo, pues necesita un amplio conocimiento de cada uno de los individuos para acompañar metas personalizadas, además de ello, no será eficiente en una empresa que trabaja sobre metas a largo plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *