Saltar al contenido

Liderazgo democrático

Liderazgo-Democratico-390x200

Hoy en día se requiere que tengamos actitudes de liderazgo en casi todas las actividades que desempeñamos, ¿qué significa esto?, ¿cómo lo ponemos en práctica? Antes que nada, es necesario saber que hay diferentes tipos de liderazgo.

En este artículo presentamos el liderazgo democrático, que es uno de los tipos de liderazgo propuesto por Goleman, un reconocido psicólogo que ha destacado por sus ideas sobre la inteligencia emocional.

¿Qué es el liderazgo democrático?

Como su nombre lo dice, el liderazgo democrático consiste en tomar decisiones basadas en el consenso. Un líder que utiliza este tipo de liderazgo tiene facilidad para la comunicación con su equipo de trabajo, ya que no duda en pedir la opinión de sus compañeros acerca de situaciones importantes en su empresa. Asimismo, un líder que ejerce el liderazgo democrático debe ser paciente y empático con sus compañeros de trabajo y, sobre todo, debe tener la capacidad de escuchar y evaluar opiniones contrarias a las suya.

Beneficios

Te mencionamos los beneficios de este liderazgo:

  • Motiva a los empleados para que participen en las decisiones empresariales
  • Los empleados se sienten escuchados y tomados en cuenta
  • Es un incentivo para el trabajo creativo
  • Los empleados se sienten valorados

Como se puede ver, este tipo de liderazgo fomenta un ambiente de trabajo productivo y armonioso

Dificultades

Como todos los estilos de liderazgo, hay algunas dificultades que deben afrontarse, como el tiempo y el esfuerzo que se requiere para llegar a un consenso.

Muchas veces es complicado que varias personas se pongan de acuerdo sobre las medidas que se deben tomar ante un problema y, al mismo tiempo, puede ser difícil escuchar en igual medida las opiniones de todos.

¿Cuándo se puede poner en práctica?

Este estilo de liderazgo es especialmente útil cuando el líder es nuevo en la organización, ya que puede no conocer por completo el funcionamiento de una empresa, así, al poner en práctica este liderazgo se asegura de tener una visión panorámica de su funcionamiento.

Otra situación donde puede utilizarse es cuando el líder debe tomar una decisión importante o riesgosa y tiene dudas sobre cuál puede ser el mejor camino a seguir. Al escuchar la opinión de otros puede considerar puntos de vista que complementen su decisión.

¿Cuándo no ponerlo en práctica?

Cuando el líder necesita tomar una decisión rápidamente o cuando los compañeros no están bien informados o capacitados para opinar sobre un tema o situación, lo mejor es que no se ejerza el liderazgo democrático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *