Saltar al contenido

Coaching ejecutivo

El coaching es una técnica de ayuda centrada en un individuo, equipo o institución con el objetivo de maximizar el talento, la efectividad y el cumplimiento de objetivos. Existen muchos tipos de coaching, los cuales se clasifican de acuerdo con la naturaleza de las personas involucradas en el proceso de coaching, por ejemplo, el coaching educativo involucra a un estudiante y un coach.

Ahora bien, como su nombre lo indica, el Coaching ejecutivo es una técnica que se lleva a cabo entre un coach y un ejecutivo. Como ejecutivo se entiende a cualquier persona que tenga bajo su tutela a equipos de trabajo.

A continuación profundizaremos en este tipo de coach y mencionaremos qué habilidades específicas pueden desarrollarse cuando un ejecutivo se somete a esta técnica.

 ¿Qué es?

Es una relación de colaboración entre dos personas con el objetivo de cambiar el comportamiento o lograr un cambio en la calidad de vida personal y profesional del interesado. Este tipo de coaching se centra en que el ejecutivo mejore su manera de escuchar y atender las necesidades de sus empleados, ayuda al ejecutivo a manejar su estrés y ansiedad, así como a fortalecer su sentido de seguridad para tomar decisiones importantes. El proceso de coaching ejecutivo mejora la capacidad del líder para delegar el trabajo, así como identificar las fortalezas y debilidades de los miembros de su equipo.

Al mismo tiempo, esta técnica propicia que el ejecutivo desarrolle su competencia de liderazgo y le ayuda a guiar su carrera profesional hacia el éxito.

¿Cuándo ponerlo en práctica?

El coaching ejecutivo resulta útil cuando se busca gestionar cambios en una empresa, institución o incluso en una parte de las mismas. Normalmente se pone en práctica cuando el personal no ha cumplido con sus objetivos en un periodo de tiempo determinado; así como cuando el ejecutivo se encuentra involucrado de forma constante en diversos problemas.

Con el coaching ejecutivo las habilidades que un ejecutivo puede adquirir son autoaprendizaje, organización, flexibilidad, motivación al equipo, liderazgo, iniciativa, comunicación, capacidad de delegar y orientación al logro.

 ¿Cuál es el papel del coach?

El coach da retroalimentación al ejecutivo sobre su forma de trabajar, le muestra nuevas formas de llevar a cabo los mismos procesos con el objetivo de mejorar algún aspecto de trabajo. Además, el coach y el ejecutivo planean nuevas estrategias de trabajo con el fin de afrontar determinadas problemáticas de la institución.

El principal objetivo del coach es ayudar al ejecutivo a desarrollar al máximo su potencial, así como ayudarlo a usar de la mejor manera posible sus conocimientos, su experiencia y su inteligencia.